Aristóteles

ARISTÓTELES

Esta gira que doy por Macedonia,
ya que me tomo el postre,
ante la adversidad que me endemonia
fehacientemente espero que la arrostre.

Cual Alejandro Magno que subyuga
territorios ignotos,
conquisto yo las cotas y los cotos
sin que haya opción a fuga.

En el fértil jardín de Apolo Licio,
que rebaños sociales dignifica,
doy comprensión a la virtud, o al vicio,
que el credo y la ignorancia magnifica.

Anciano escucharé, peripatético,
del Liceo las músicas sinfónicas,
y aquí acaban las crónicas
de mi estómago y mi cerebro ético.

Jesús María Bustelo Acevedo

Historia del Pueblo Judío

HISTORIA DE EVA

¡Lapidemos a Eva!, ¡lapidémosla!
Ella nos traicionó con esa fruta,
por ser débil, ser frágil... ¡por ser puta!
Si ahora la muerte manda... ¡pues matémosla!

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

Nos costó una costilla, la costilla
que nos torna la gloria en una cuesta;
¡lapidémosla entonces, porque apesta,
y no es más un apoyo! ¡Es una pilla!

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

¿Para eso hizo Dios el Paraíso?
¿Para que una mujer pecaminosa
se volviera que Dios más poderosa
pues su desobediencia vil lo quiso?

Es la oración judía que se eleva
de un corazón que lo que ataca lleva.

¡Ya nada vale Adán, ni un ave es Eva!
Con dolor al Edén se le da fin,
multiplicándose la raza nueva:
¡los hijos de Caín!

Jesús María Bustelo Acevedo

Peligros de la Niu Guay

¡PELIGROS DE LA NIU GUAY!

Peligros de la Niu Guay,
¡uh qué miedo, protegen-nos!
¿Nos protegerá el Estado?
¿Nos protegerán los muertos?
¿Los mafiosos de las letras?
¿Los cursillistas famélicos?
¿Los que dolores y dólares
han convertido en viajeros?
¿Los turistas de los dogmas?
¿Los turigrinos del Cielo?
¿Los que levantan la palma,
o los del puño colérico?
¿Los que miran a tus ojos
para hincarte allí los dedos,
como Mourinho locuaz,
puto amo del camelo?
Peligros de la Niu Guay...
¡Guay, como dijo el maestro,
de aquellos que van detrás
y van por detrás jodiendo!

Jesús María Bustelo Acevedo

Thinspiration

THINSPIRATION

Quiero estar delgadita,
sonreír al espejo
y ver en su reflejo
la risa más bonita.

No quiero ser la vaca
grotesca, la glotona,
mas la esbelta amazona
que cabalga en su jaca.

Que me envidie un enjambre
de cuarentonas gordas,
y que responda al hambre
con mis orejas sordas.

Será mi sacrificio
para sentirme sexy;
si te irrita mi oficio,
¡vete y pégale al vicio
del perrito y la pepsi!

La comida, macabras
vísceras, me da asco,
¡y ya tan sólo masco
las palabras!

Jesús María Bustelo Acevedo

Cómo atreverse a dar el salto y gestionar los miedos que te bloquean o cómo no dar salto alguno sin tener miedo y sin bloquearte (libro 1, capítulo primero, sección I, versículos 1-20), o simplemente un poema improvisado y sin título que pretende hacer una pequeña crítica sin acritud a todos esos coaches que están obsesionados con que nos movamos hacia adelante, como si delante hubiera algo que no estuviera plenamente aquí

CÓMO ATREVERSE A DAR EL SALTO Y GESTIONAR LOS MIEDOS QUE TE BLOQUEAN O CÓMO NO DAR SALTO ALGUNO SIN TENER MIEDO Y SIN BLOQUEARTE (LIBRO 1, CAPÍTULO PRIMERO, SECCIÓN I, VERSÍCULOS 1-20), O SIMPLEMENTE UN POEMA IMPROVISADO Y SIN TÍTULO QUE PRETENDE HACER UNA PEQUEÑA CRÍTICA SIN ACRITUD A TODOS ESOS COACHES QUE ESTÁN OBSESIONADOS CON QUE NOS MOVAMOS HACIA ADELANTE, COMO SI DELANTE HUBIERA ALGO QUE NO ESTUVIERA PLENAMENTE AQUÍ

¿Qué hago?, ¿doy el salto,
o paro y hago un alto?
La coach me dice: ¡dale!,
y yo respondo: ¡vale!,
pero, meditabundo
allá en lo más profundo,
después la rectifico
cuando me petrifico
en el perenne error...
¿La zona de confort?
¡Pues bien me echara un cable
si fuera confortable!...
Lo cierto es que esta duda
también la tuvo Buda...
A ver si me ilumino
si con la duda atino
lo mismo que el Sidharta,
que tanto coaching harta...
¡Tal vez lo cambie un día
por la Psicología!

Jesús María Bustelo Acevedo

El Portal 1.000

EL PORTAL 1.000

El Portal 1.000 hoy se apertura,
y es el más sabio y el más hondo,
el que te abraza, el que te cura...
¡y llamo 1.000 en plan cachondo!

Ya hubo un Portal para la plebe
que nos iluminó también,
y no fue el 9-9-9...
fue, simplemente... ¡el de Belén!

El de Belén de Palestina,
que cosas dicen que te llevan
a confundir, ¡vaya pamplina!,
con el Belén... ¡Belén Esteban!

Pero, en resumen, el gran lema
que nos comparte el Portal 1.000,
es que te abras al poema
que te libera del sistema
como a la Primavera abril.

Jesús María Bustelo Acevedo